Gaétan KABASHA

La realidad de la República Centroafricana

Experiencias vividas en la República centroafricana y las realidades socio.políticas.

Mi gira por América Central (1)

Escrito por gaetan 05-10-2014 en anécdotas. Comentarios (0)

Gaetan en América Central

Hna Marixa, Gaetan y Hna Blanca en Roatán (Honduras)

Ante el memorial de Óscar Romero

Gaetan y la madre general Balvina

La comunidad garifuna en Roatán (Honduras)

Las franciscanas de la Inmaculada Concepción de Chalatenango (Blanca, Reina, Rita y Leticia)

Mi gira por América Central

Escrito por gaetan 05-10-2014 en anécdotas. Comentarios (0)

Mi gira por Centroamérica.

Mi idea de América latina era nula o casi nula. Cuando tomé el avión en Madrid bajo invitación de las hermanas franciscanas de la Inmaculada Concepción para ir a El Salvador, estaba preparado para cualquier sorpresa. Preferí no acumular ningún prejuicio para poder esperar lo inesperado. Y lo inesperado llegó. ¡Qué continente tan bonito! ¡Qué gente tan linda! ¡Qué ambiente tan natural! ¡Qué risas que vienen del fondo del alma!

Mi grandísima amiga Blanca Lidia me esperaba en el aeropuerto de San Salvador junto con su superiora de comunidad, la hermana Rita. Tuvieron que llevar la sorpresa cuando tardé en salir. Es que no viajo nunca sin alguna aventurilla para endulzar la fiesta. El hecho es que en el control de la policía me obligaron a chequear el ébola. ¡Debe ser por mi color negro porque yo venía de Madrid y la hermana Blanca Rosa que sí venía de África pasó sin hacer ninguna analítica! ¡Bueno, cosas de los viajes!

En El Salvador, encontré un país caluroso de acogida y de clima. San Salvador arde de día como de noche. Es una ciudad con muchas similitudes con algunas ciudades de África: casas bajas, barullo de gente vendiendo cosas en medio de coches (que ellos llaman carros ya que coche significa allí cerdo), mercados en las calles etc. ¡En algún momento pensé estar en el km5 de Bangui, República Centroafricana! ¡Un ambiente natural, sonrisas por todos lados, gritos de gente viva, vida en marcha! En ningún momento me sentí extraño en ese país a pesar de no haber encontrado a ningún negro durante toda mi estancia en El Salvador.

Hna Blanca Lidia con Gaetan ante la iglesia del Cristo negro de Esquipulas (Guatemala)

Luego el país tiene contrastes climáticos: en el norte, en las montañas, hace fresco durante todo el año; en el sur, hacia el Pacífico, hace un calor que te mueres. Las carreteras están bastante bien en todo el país. ¿Los controles de policía? Muy pocos, excepto cuando pasé yo por eso de las aventurillas mías que nunca faltan en mi receta de viajes. En algún momento, casi me envían a evangelizar a los presos por imprudencia: había olvidado mi pasaporte y la hermana Blanca, conducía sin permiso de conducir! Dos faltas graves para dos extranjeros. ¡Los policías deben haber pensado que se trataba del tráfico de negros ya que estábamos cerca de la frontera con Honduras! En fin, todo salió bastante bien dentro de lo que cabe. Fueron bastante agradables con nosotros.

Las playas del Pacífico son una maravilla para contemplar pero no para bañar. Las mareas te asustan antes de llegar a la orilla. Luego están llenas de arena negra. Pero el ver el Pacífico fue para mí ya suficiente. Descubrí aquello más allá del cual ya no hay nada antes de llegar a Japón después de hacer un giro completo del globo terrestre. Gusta ver el más allá y alabar al Creador del Universo. Me sentí algo maravillado por la inmensidad de las aguas.

Lo primero fue lo primero: visitar la historia de Óscar Romero. Ese gran hombre, arzobispo de San Salvador fue asesinado en plena misa, diciendo la verdad. Su casita, su casilla, su alba con marca de sangre son reliquias muy visitadas. Su tumba en la catedral de San Salvador es un verdadero lugar de peregrinación. Para el pueblo sencillo, Romero es un santo no canonizado. Alguna razón tendrán.

Los salvadoreños que sus vecinos llaman Guanacas son gente agradable. En toda Centroamérica, me sorprendía la naturalidad con la que se mueven las religiosas en la vida real: los bares que ellos llaman comedores (en el caliche que es el español de la zona, “bar” significa “prostíbulo”), en los autobuses, en la playa, en los mercados, en la calle. Llevan la vida ordinaria en medio del pueblo sin complejos de su hábito. ¡Qué grata sorpresa me llevé al ir con los jóvenes cristianos y religiosas en una discoteca para cantar karaoke! Eso sí, todos bebían zumos y me miraron con cierta incomprensión cuando pedí una cerveza. Ahora entiendo el llamamiento del papa Francisco (también americano) a los consagrados de salir a tomar la copa con los jóvenes.

Para ir a Guatemala, tuve que pasar por el triángulo fronterizo: El Salvador, Honduras, Guatemala. A pesar de tener un visado que me autorizaba a circular en todos los países de Centroamérica, tuvo algún susto con la policía. No me permitían entrar en Guatemala. Cuando les dije al final que vivía en España, todo se arregló en seguida. Se nota que no es lo mismo vivir en África que vivir en Europa. ¡No hace falta grandes imaginaciones!

Me fui a mi querido Guatemala, el país de mi amiga Blanca Lidia. Era un compromiso personal desde muchos años de visitar el mundo de los Mayas. El hermano de la hermana Blanca nos encontró cerca de la frontera junto con su familia. Después de visitar la bella basílica del Cristo negro de Esquipulas, emprendemos el viaje hacia Tikal, el lugar de las famosas pirámides de la antigüedad.

Tikal se encuentra en la zona norte del país, en el departamento de Petén, cerca de Méjico. Rafael, el chófer sufrió mucho más que el resto de viajeros al conducir tres días seguidos desde el viernes hasta el domingo. Sus dos hijas soportaron heroicamente el viaje.

El lugar llamado Río Dulce es un sitio de obligada parada. Allí un puente muy largo cruza un espectacular río. Todos los viajeros salen para sacer una foto de recuerdo. Los que tienen tiempo paran para navegar el río con una lancha. Nosotros no teníamos mucho tiempo. Nos interesaban las pirámides más adelante.

Luego se pasa por la isla de flores. Una maravilla de la naturaleza. Un sitio turístico agradable donde uno pasaría toda la vida contemplando la creación. Pero, tampoco allí pasamos mucho tiempo. Seguimos entre los chistes y las risas para olvidar el cansancio. Teníamos que llegar a Tikal, subir las pirámides y volver el mismo día.

Gaetan ante una de las pirámides de Tikal

Al final llegamos al histórico sitio. Una sensación de trascendencia debajo de las pirámides. Un lugar sin lugar a dudas de mucha espiritualidad ancestral. Uno se siente llevado al otro mundo. Los antepasados sabían elegir bien los lugares. Seguramente también el hecho de ser un lugar de culto tiene que ver. Uno pasaría un buen retiro en aquel lugar.

En cuanto a la cumbre de la pirámide, es otra historia. No me sentí nada bien. Tenía una sensación extraña de un lugar lúgubre. No puedo afirmar si fue por mi debilidad a estar en las alturas, por una presencia maléfica de espíritus mayas o por su horrible historia de sacrificios humanos. Fue incapaz de sentarme y contemplar la naturaleza que, por cierto, es extraordinaria vista desde 60 metros de altura de la pirámide número cuatro.

Cuentan los guatemaltecos, llamados chapines por sus vecinos, que allí los ancestros hacían el sagrado culto a sus dioses. Como no podía ser de otra manera, ofrecían a lo más sagrado de la tierra para aplacar la furia divina. Muchos hombres valerosos fueron inmolados en las cumbres de esas pirámides. Mucha sangre inundó sus gigantes tallas.

Cuando uno está en la cumbre de una pirámide maya, ve lo más lejos posible. Contempla el paisaje de bosques abajo. Se sitúa en otra dimensión. Pero también uno se pregunta cómo llegaron esos hombres valientes a montar esos edificios altísimos con los medios rudimentarios. ¿Cómo subieron esas piedras hasta esas alturas? ¿Qué tipo de geometría tenían para hacen monumentos que resistieron a todos los terremotos de Guatemala durante siglos?

Después de las pirámides, me esperaba un viaje muy largo. Crucé todo Guatemala hasta la capital y de la capital hasta la frontera con Honduras. Luego, hice un recorrido de punta a punta de toda Honduras en autobús hasta la ciudad de Ceiba. De allí, cogí una avioneta para aterrizar en la isla de Roatán. Allí me esperaba una gran sorpresa. A parte de la belleza natural del lugar y sus maravillosas playas, me encontré con una comunidad cristiana enteramente negra: la comunidad garífuna. Son descendientes de negros deportados de África que consiguieron establecerse en esta isla, en el lugar llamado Punta Gorda, manteniendo una lengua africana, las maneras y los estilos africanos. Allí celebré una misa animada con cantos alegres, tam-tam y bailes. Tenía la sensación de estar en algún lugar de África central. ¿Cómo llegaron a mantenerse al margen de la influencia inglesa, española, portuguesa y francesa para guardar su lengua y sus costumbres durante siglos? Estaban altamente encantados de ofrecer una eucaristía con un sacerdote negro. Contrariamente al Salvador, en el país de los catrachos (hondureños) sí que encuentras a negros de todo tipo. ¡Gracias Salma, Mazariegos, Nelsy, Francis etc. por ese calor humano y esa vivacidad!

Hnas Marixa y Blanca Lidia con Gaetan en la isla de Roatán (Honduras)

Toda la gira fue para mí un descubrimiento: las charlas con unos y otros, las enseñanzas con las religiosas, los encuentros diversos, las comidas a base de maíz y frijol (por cierto, el desayuno allí es una verdadera comida), los zumos que llaman jugos, la variedad de razas y colores de la gente, la verdura del paisaje, las playas espectaculares, la naturalidad de los gestos etc. Toda una enseñanza para mí.  

Desgraciadamente también esos países están azotados por las bandas criminales organizadas (las maras) y la extorsión de muy alto nivel que frena cualquier iniciativa de desarrollo. Sin embargo, yo prefiero quedarme con los aspectos positivos de aquella gente.

Gaetan Kabasha.


Las guerras de África (Part 6)

Escrito por gaetan 05-09-2014 en analisis. Comentarios (0)

Boko Haram y la guerra de Nigeria.

Nigeria es uno de los países más ricos de África con un volumen de negocio importante. Es también el país más poblado del continente con más de 170.000.000 de habitantes. El petróleo es su principal fuente de ingresos. Nigeria está organizada en estados federales con bastante poder de decisión. Sin embargo, es uno de los país con frecuentes enfrentamientos regionales, tribales y religiosos. La riqueza del país no está bien repartido y beneficia poco a las masas populares.

Desde el punto de vista religioso, Nigeria cuenta con un 50% de musulmanes y un 50% de cristianos. El norte está mayoritariamente poblado por los musulmanes mientras que el sur es mayoritariamente cristiano.

Nigeria obtiene su independencia de manos de Inglaterra en 1960 en la época de la descolonización generalizada en África. Como casi todos los países descolonizados, la preparación de los nuevos dirigentes no era suficientes para guiar el país. Además las potencias colonizadoras nunca abandonaron del todo la influencia en los asuntos internos de sus antiguas colonias.

En 1967, La región del sur, densamente rico, constituida por la etnia Ibo declara la secesión de Biafra. Así empieza lo que se ha llamado "la guerra de Biafra", un conflicto sangriento en el que Francia se involucra en la sombra en la parte de los secesionistas. Se piensa que Biafra fue uno de los escenarios más sangrientos del siglo 20 después de la segunda guerra mundial. La guerra de Biafra se acaba en 1970 dejando atrás heridas enormes y miles de huérfanos.

En 1978, nace en el norte un movimiento de corte islámico llamado Yan Izala del nombre de su fundador. Sus partidarios se enfrentan contra los musulmanes moderados a los que acusan de falsear el islam.

En 1980, nace otro movimiento de un tal Mouhamed Marwa en Kano. Sus partidarios se radicalizan. Atacan a los cristianos y a los musulmanes moderados. Surgen enfrentamientos con el ejército en los que mueren más de 6.000 personas . Mouhamed Marwa muere en los enfrentamientos. Hay que decir que siempre que hay intervención del ejército, las matanzas indiscriminadas son señaladas. La brutalidad del ejército no ayuda a resolver las cosas.

En 1981, nacen los llamados "mahdistas" en la región de Maiduguri. Estos atacan a todos los que no piensan como ellos.

En 1998, el sentimiento religioso radical se va generalizando. Muchos estados federales del norte proponen la sharia en sus territorios, despreciando a las minorías cristianas. Aparecen nuevamente enfrentamientos religiosos y asesinatos masivos.

En 1999, Nigeria entra en la era de la democracia. Después de dictaduras sanguinarias, se hacen elecciones democráticas. Olousegoun Obasanjo sale elegido y clausura una época de golpes de estado criminales. Sin embargo, aprovechando la libertad de expresión, algunos políticos manipulan los grupos violentos y fundamentalistas con fines electoralistas. La democracia no acaba con la violencia sino que ésta cambia de estatuto. Las armas empiezan a circular libremente en algunos estados. Los asesinatos son impunes. Las venganzas del ejército son incontrolables. Se calcula que entre 1999 y 2002, desaparecieron más de 10.000 personas en enfrentamientos diversos. Al final, nueve de los diez nueve estados federales aplican la sharia sin que el gobierno central sea capaz de impedirlo.

Boko Haram nace en el año 2002 creado por Mohamed Yusuf. Inicialmente, Mohamed Yusuf tenía reivindicaciones sociales y económicas. Empezó criticando la corrupción de la sociedad. Para ganar adeptos, se dedicó a construir escuelas y mezquitas en el norte. Muchos musulmanes le siguieron viendo en él a un leader religioso íntegro.

  Todo cambia en el año 2009. El ejército ejecuta a Mohamed Yusuf de manera extrajudicial y mata a más de 700 seguidores en unos enfrentamientos sangrientos. A partir de allí, el grupo se radicaliza. Desde este momento, los radicales recuperan el movimiento y lo transforman en un grupo integrista con fines exclusivamente religiosos. Empiezan a quemar las iglesias, poner bombas en las asambleas de los cristianos y a ejecutar a todo musulmán que se opone a sus objetivos. Quiere controlar los estados federales del norte e imponer la ley islámica a todos.

  En la actualidad, Boko Haram que significa "La educación occidental es pecado", es un grupo terrorista peligroso pero no representa a los musulmanes nigerianos. La inmensa mayoría de los musulmanes nigerianos se oponen a sus métodos y sus objetivos.

Los cristianos del norte de Nigeria aguantan la brutalidad de esta secta con valentía. Muchos ya han pagado con su sangre pero se resisten a convertirse en musulmanes y mucho menos a ser miembros de Boko Haram.

Últimamente, Boko Haram cambió de estrategia. Ya no se trata de golpear y desaparecer sino de una guerra de ocupación. El nuevo jefe Aboubakar Shekau se declaró califa el 24 de agosto de 2014 después de expulsar al ejército nacional de la ciudad de Bama. En la actualidad, el gobierno central decretó un estado de emergencia en tres estados del norte (Borno, Adamawa, Yobe). Los enfrentamientos se concentran a 70 km de la capital de Borno, Maiduguri. El grupo terrorista, aprovisionado por numerosas armas modernas que circulan libremente en el Sahel después del derrocamiento de Kadhafi, se está haciendo fuerte y consigue vencer a uno de los ejércitos más temibles de África.


Las guerras de África (Part 5)

Escrito por gaetan 01-09-2014 en analisis. Comentarios (0)

 La guerra de Libia.

Libia es uno de esos países destrozados recientemente por la precipitación de los países occidentales y sumido desde entonces en el caos indescriptible por falta de liderazgo. Hace cuatro años, este país era uno de los estables a pesar de una dictadura atroz de Mouamar kadhafi. La intervención de los países de la OTAN para derrocar y matar al caudillo, inició una era de desórdenes tanto en el interior de Libia como en el exterior.  Veamos cómo es el tema.

Libia recobra la independencia de manos de Italia en 1951. La independencia se decidió por la ONU de manera precipitada porque Italia había perdido la segunda guerra mundial y los países vencedores no conseguían ponerse de acuerdo sobre el protectorado de Libia. Con la independencia, el país quedó gobernado por el rey Idris.

En 1969, el país estaba sumergido en una corrupción avanzada. El joven militar del ejército, Mouamar Kadhafi tomó el poder junto con otros oficiales. Kadhafi destituye al rey Idris y proclama la Jamahiriya, lo que se traduce por "el estado de las masas". Kadhafi pretende poner en marcha un estado de tipo socialista done las decisiones emanan del pueblo directamente, un tipo de democracia directa. Se constituyen las asambleas populares que deciden de las grandes ejes del desarrollo nacional.

En 1975, Kadhafi publica el "libro verde" que llama la tercera teoría universal. En este libro, explica su teoría de democracia directa. Los partidos están prohibidos. La constitución no existe. Kadhafi mismo no es presidente sino caudillo o guía supremo de la nación . Poco a poco, Libia se convierte en un sistema tribal sofisticado, sin constitución, sin parlamento al estilo moderno. El caudillo habla y el pueblo escucha. Su palabra es recogida como ley. Cualquier intento de oposición a su régimen es reprimida implacablemente. Las cárceles se llenan de presos sin derechos. El país funciona a su manera.

Entre 1978 y 1987, Libia se enfrenta a Chad por un conflicto fronterizo. Las tropas se pelean en la banda de Aouzou. Finalmente, Chad apoyado por las tropas zaireñas de Mobutu y ciertamente la ayuda de Francia, consigue recuperar su territorio. Issen Habré, presidente de Chad sele vencedor de la guerra.

El conflicto de Kadhafi con los países occidentales (Estados Unidos a la cabeza) lleva al presidente Reagan a ordenar un bombardeo sobre Tripoli y Bengasi en 1979 matando a varios civiles. Kadhafi escapa de la matanza milagrosamente.

En los años 1980, Kadhafi sostiene y hace terrorismo del estado. Utiliza los medios públicos para hacer atentados contra los aviones occidentales. Entiende que la independencia total de África pasa por una resistencia activa contra el mundo occidental. Tan es así que no duda en organizar los atentados de Lockerbie (1988) y Ndjamena (1989). Para muchos nacionalistas africanos, Kadhafi va cogiendo la imagen de un héroe de la liberación del continente cuando fuera del continente se le ve como un sanguinario sin escrúpulos.

La primavera libia.

A principios de 2011, aprovechando lo que se ha llamado "primavera árabe", los habitantes de Bengasi manifiestan contra Kadhafi. El objetivo es hacer como en Tunez o Egipto donde los presidentes dictadores fueron derrocados por la presión de la calle. Kadhafi declara públicamente a todos los manifestantes como ratas que hay que matar sin piedad. El mundo se estremece. Libia entra en una guerra civil.

Francia aprovechando el levantamiento convence a sus socios europeos de intervenir supuestamente para proteger a los civiles. Empiezan los bombardeos occidentales sobre las ciudades de Libia. Todos los medios sofisticados están a la disposición del ejército francés, italiano e inglés para quitar de en medio al caudillo.

En octubre 2011, Kadhafi es apresado vivo huyendo de la capital y asesinado sin juicio. Su cadáver se expone al público y se entierra en un sitio tenido secreto en medio del desierto. A partir de entonces, Libia se sumerge en un caos.

El Consejo Nacional de Transición que toma el poder apoyado por los países occidentales, no tiene ejército. El país está lleno de milicias incontrolables que obedecen cada banda a su jefe según la tribu o los intereses temporales. La nación desaparece casi. Los militares de Kadhafi huyen por miedo a las venganzas. El arsenal militar desaparece en el Sahel para alimentar los grupos terroristas.  Los nuevos dirigentes no tienen el poder real. El desorden se apodera de todos los rincones.

En la actualidad, las milicias luchan entre ellas por el control de los recursos petrolíferos y el aeropuerto. Cada ciudad tiene su jefe y su ejército. Las brigadas armadas sin control alguno del estado han sustituido a las fuerzas de seguridad. Los asesinatos por ajuste de cuentas son incontables. Muchos militares se han convertido en señores de guerra. Las bandas rivales se hacen la guerra. La economía está completamente paralizada. El aeropuerto está ya inutilizable por destrozos. El gobierno central es un títere incapaz de traer la paz. Los países occidentales causantes del caos hacen la vista gorda.

Libia tenía antes de 2011 la esperanza de vida más alta de África y el PIB más alto. Ahora, no hay estadísticas. La prosperidad que tenía el país se ha sustituido por lo que los occidentales llaman la libertad de los ciudadanos. Pero ¿A qué sirve la libertad sin paz? ¿A qué sirve la libertad sin comida? ¿Era absolutamente necesario matar a Kadhafi quien mantenía unidad nacional a pesar de sus fechorías? ¿Cómo se elige al dictador que hay que quitar de en medio y al que hay que mantener y sostener en África?

Las fuerzas presentes en Libia a día de hoy 1 de septiembre 2014

1. Parlamento nacional: Es la máxima autoridad pero no tiene poder real. El primer ministro acaba de dimitir por ineficacia ante los enfrentamientos. El parlamente está deslocalizado fuera de Tripoli.

2. Amanecer libio: Es un conjunto de milicias islamistas bajo las órdenes del comandante Moussa Abu Zaquia. A día de hoy, controlan el aeropuerto de Libia y gran parte de la capital. Casi van siendo señores de toda la ciudad.

3. Ejército nacional: El ejército fue deshecho. De momento, se está formando uno nuevo que no puede hacer absolutamente nada ante las milicias bien armadas y entrenadas.

4. Las brigadas de Zenten: Son milicias enfrentadas al Amanecer libio en Tripoli.

5. Las brigadas de los mártires del 17 de febrero: son milicianos afines al ministerio de la defensa.

6. Fuerza de Cirenaica: Son milicianos partidarios de la independencia de la región del este del país. Controlan los puertos petrolíferos.

7. Milicias de Misrata

8. Ansar al Sharia: Un grupo terrorista que quiere la aplicación de la sharia en Libia. Se le imputa el ataque al consulado americano y la muerte del embajador americano.

9. Ejército Nacional de Benghazi: un grupo formado por antiguos militares bajo el mando del general en jubilación Khalifa Haftar.


Las guerras de África (Part 4)

Escrito por gaetan 30-08-2014 en analisis. Comentarios (0)

La guerra de Mali.

Mali es un país de 13 millones de habitantes. Tiene frontera con siete países: Costa de Marfil, Guinea Conakry, Senegal, Burkina Faso, Senegal, Benín y Todo. Como la mayoría de los países africanos, Mali está habitado por diversas tribus, unas más numerosas que otras. Allí conviven los peul, bambara, malinké, soninké, senufo, songhai, dagón, tuareg etc. Los tuareg que son los más conocidos mediáticamente en los últimos años representan un 10% de la población y se concentran en el norte del país.

La superficie de Mali es de 1.241.231 km2, es decir el doble que España. La parte norte es más desértica. Los habitantes de esta parte se mueven muy constantemente y tienen una adaptación extraordinaria a las condiciones climáticas duras.

La historia de Mali empieza realmente por un guerrero muy famoso llamado Soundiata Keita hacia los años 1222. Poco después, aparece otro héroe importante llamado Kanka Moussa quien crea el imperio de Mali. Se cuenta que era capaz de movilizar más de 100.000 guerreros organizados y arrasar cualquier pueblo que se le resistía. Durante esta época hubo un esplendor artístico, literario y económico.  En este época, se construye Gao, Tombuctu, Menra etc. Muchos musulmanes iban a la Meca; otros hacían comercio a través del sahara con la sal, oro, cobre etc.

En el siglo 15, los tuaregs venidos del norte ocupan militarmente toda la región nórdica. Gao y Tombuctu caen entre sus manos. Imponen el Islam con una guerra santa.

Durante la colonización francesa, Mali se llama Sudán francés (Sudán significa tierra de negros). Los franceses unen el norte desértico básicamente nómada y el sur mucho más sedentario, dominado por la agricultura en una misma entidad. Desde entonces, el norte se ha sentido siempre extranjero al resto del país.

En 1960, Mali recobra su independencia y Modibo Keita se convierte en el primer presidente. Durante toda la época post-colonial, se descuida mucho el norte por la inmensidad del país y la inaccesibilidad geográfica. Los tuaregs del norte se sienten marginados y empiezan las reivindicaciones independentistas. Al mismo tiempo, Mali nunca se estabiliza del todo. Los golpes de estados se suceden unos tras otros, lo que fragiliza las instituciones del Estado.

En los años 1990, FIS, un partido de los islamistas gana las elecciones en Argelia. La preocupación por un estado islámico al norte de África enciende las alarmas internacionales. El ejército impide a los islamistas gobernar y disuelve el partido FIS. La represión es dura durante esta época en Argelia. Los islamistas huyen de Argelia y se instalan en el norte de Mali. Allí crean grupos terroristas entre ellos AQMI (grupo salafista para la predicación y el combate).

En 1991, Amadou Toumani Touré, militar de carrera, hace un golpe de estado y toma el poder. Después de una transición, organiza las elecciones democráticas y entrega el poder a Alpha Omar Konaré. Después de dos mandatos de este, Amadou Toumani Touré que llaman ATT, se presenta a las elecciones y vuelve a ser presidente de Mali.

En 2011, la guerra de Libia crea una catástrofe en toda la zona. Muchos tuaregs ingresan en el ejército de Kadhafi para combatir a los insurgentes apoyados por Francia-Inglaterra-Italia. Cuando Kadhafi muere, todos los mercenarios tuaregs huyen con muchas armas. Entre tanto, todos los grupos terroristas de la región aprovechan para vaciar los arsenales militares de Kadhafi. AQMI se hace fuerte con armas modernas y suficientes municiones.

En 2012, estalla una rebelión fuerte de los tuaregs, apoyados los diversos grupos terroristas. Ocupan el norte de Mali y Proclaman la independencia de AZAWAD. Los grupos que inician la guerra son MNLA (movimiento nacional para la liberación de Azawad), Ansar Dine, AQMI, MUJAO (Movimiento para la unicidad y el yihad en África) etc.

En muy poco tiempo, ocupan Gao y Tombuctu, ciudades emblemáticas del país. ATT no sabe como reaccionar. Encuentra críticas en su propio campo por su ineficacia. Hay enfado dentro del ejército que le acusa de no proporcionar suficientes medios para la guerra. En Marzo 2012, el capitán Haya Sanogo hace un golpe de estado y toma el poder. ATT huye a Senegal.

Sin embargo, los países vecinos de Mali rechazan el golpe. Obligan a Sanogo a abandonar el poder. Se inicia un período de transición con el objetivo de organizar las elecciones democráticas.

Aprovechando la debilidad del estado, los grupos terroristas echan a MNLA compuesto por los tuaregs moderados y inician un proyecto de ocupación global de todo Mali. Su objetivo es llegar a la capital, controlar todo el país e imponer la ley islámica. En las ciudades que ocupan, van poniendo en marcha los tribunales islámicas que cortan las manos y mutilan a la gente públicamente. Las mujeres están obligadas de llevar velo integral. El caos se apodera de todos. El presidente interino hace un grito de socorro a Francia. Así empieza la operación Serval.

La operación Serval empieza el 11 de enero de 2013. Francia envía un ejército de más de 4.000 hombres con maquinaria de guerra moderna con el fin de frenar el avance de los yihadista a la capital Bamako y recuperar todo el norte de Mali ocupado. La operación fue un éxito.

Entre tanto, con la presión internacional, las autoridades de transición organizan las elecciones donde sale elegido Ibrahima Boubakar Keita.

En la actualidad, la guerra no está acabada. El norte de Mali está controlado por el ejército francés y maliense. Sin embargo, los terroristas siguen moviéndose en el Sahel y aprovechan cualquier debilidad para tender emboscadas o organizar atentados.

La ONU tiene desplegado en Mali unos 12.600 cascos azules para estabilizar el país y asegurar la formación del ejército nacional.