Gaétan KABASHA

Tres africanas presidentas.


Tres africanas presidentas.

El continente africano no deja de sorprender al mundo. A veces, la sorpresa es tan grande que uno se queda
atónico y de repente se hace una serie de preguntas: ¿Acaso no se juzga
demasiado las sociedades a partir de análisis superficiales o raciales? ¿existe
una sociedad perfecta que se podría tomar como modelo o todas son sujetas a
mejora y cambio? Lo que acaba de pasar a la República centroafricana viene a
confirmar que una sociedad humana es siempre compleja y puede sorprender a
cualquier momento.

El lunes 20 de enero de 2014 se quedará en los anales de la historia de ese país como una fecha inolvidable. El
país acaba de dar un giro tan sorprendente como agradable. Es un giro
esperanzador para el país y todo el continente. ¿Dónde está la sorpresa y dónde está la esperanza?

Después de diez meses bajo el yugo de musulmanes en país mayoritariamente cristiano, diez meses con fuertes
ingredientes de islamismo en algunas partes del país, los consejeros (diputados) acaban de elegir a una mujer como presidenta nacional. ¿No es eso
sorprendente? ¡Al presidente musulmán, le sustituye una mujer! ¡Es todavía más
sorprendente el saber que la mayoría de los consejeros son hombres y muchos de
ellos, musulmanes! Por si fuera poco, a esta mujer, le toca ahora hacer la
guerra. El país está en guerra que no dice su nombre. Es una mezcla de guerra
abierta entre los grupos armados y una guerra civil que esconde su rostro
detrás de las religiones. Pues, esa mujer, Catherine Samba Panza, va a tener
que desarmar a unos y a otros. Todos ellos son hombres ya que las mujeres no
suelen emprender las guerras. Los hombres prenden el fuego, las mujeres vienen a apagar. ¡Menos mal!

El hecho es también esperanzador porque ya van tres mujeres africanas a la cabeza de los estados. ¡Díganme si
hay otro continente con tantas mujeres presidentas! Hay esperanza en África.

La de Liberia Ellen Johnson Sirleaf fue la primera en abrir la aventura. Elegida con una mayoría abrumadora en 2006
y en 2011, Ellen Johnson Sirleaf sacó a su país de una guerra civil sangrienta.
Obtuve el premio Nobel de la paz y sigue guiando su país por las sendas de la
paz y la prosperidad.

Luego siguió la presidenta actual de Malawi, Joyce Hilda Banda. Fue elegida presidenta en 2012 después del
fallecimiento de su antecesor Bingu Wa Mutharika. Antes de ocupar el cargo de
jefa de estado, ocupaba el rango de vice-presidenta.

La tercera es Catherine Samba Panza. Anteriormente alcaldesa de Bangui, esta mujer es muy conocida en la
defensa de los derechos de las mujeres y en los diálogos nacionales. Ahora, le toca la tarea más difícil de reconciliar el país dividido y pobre.

Todas esas mujeres fueron elegidos por muchos hombres. Ni Francia que tiene la costumbre de dar lecciones
de democracia en África, ha conseguido todavía colocar a una mujer a la
jefatura del Estado. Ni los Estado Unidos, heraldos de democracia en el mundo,
han tenido esta suerte. Entonces, ¿por qué se sigue hablando de machismo atroz en África ?

No estoy diciendo que todo vaya bien en el tema de los derechos de las mujeres. Me preocupan mucho más los
derechos humanos en distintos puntos del planeta. El tema de la organización
familiar y social es un tema muy complejo. En todas las sociedades, hay cosas
que mejorar y arreglar. En África también y muchas. Pero no es justo juzgar
demasiado a una sociedad desde la superficialidad. Hay que vivir dentro y
durante mucho tiempo para darse cuenta de una cierta coherencia de las
estructuras establecidas por un fin concreto. Una sociedad es una organización
muy compleja que va cambiando según la evolución económica, política,
tecnológica etc. Muchos cambios sociales siguen automáticamente los cambios económicos.

Damos la bienvenida a la nueva presidenta de Centroáfrica. Le deseamos un éxito en esta tarea gigantesca. ¡Ojalá
consiga sacar el país del atolladero en el que está metido! Al mejor donde los
hombres han fracasado, ella lo conseguirá. Châpeau a las mujeres africanas.

 

  Gaetan



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: